Nuestra historia

La Escuela Latinoamericana Gabriela Mistral fue fundada el 9 de Octubre de 1987 por un grupo de padres y profesores decididos a mantener el idioma español  y las culturas de Latinoamérica.

En una primera Asamblea General, este grupo de personas acordó establecer los objetivos de la escuela y darle un carácter netamente latinoamericano. En esa primera reunión también se decidió, que esta escuela latinoamericana, llevara el nombre de la poetisa chilena Gabriela Mistral, en homenaje a la obra y vida de esta profesora primaria, ganadora del Premio Nobel de Literatura en 1945.

Los fundadores de la escuela dejaron la tradición y el deseo inquebrantable de respetar las distintas ideas religiosas, políticas, filosóficas, etc. de cada miembro. Esta tradición se ha respetado hasta el día de hoy y ha sido una de las bases sólidas que la escuela ha tenido para mantenerse y crecer año a año. Otra tradición y legado que dejaron los fundadores es tener todas las cuentas y operaciones financieras de la escuela en forma clara y abierta para cada miembro y amigo de la escuela. Los libros de Tesorería siempre han estado al día y al alcance de todos sus miembros desde el mismo año de la fundación. Esta honestidad y transparencia en sus operaciones ha permitido que la Escuela Latinoamericana Gabriela Mistral tenga una amplia acogida en la comunidad latinoamericana. Esta confianza en la escuela se ha manifestado en el inmenso respaldo que los latinoamericanos han otorgado a las actividades para recolectar fondos y otras actividades de tipo cultural. Otra prueba de la confianza que tiene la comunidad latina en esta escuela son las numerosas donaciones que recibe y sin haberlas pedido. La escuela ha recibido donaciones de libros, instrumentos musicales, computadoras, trajes de bailes, materiales de oficina, etc.

Su director ha sido desde el comienzo Germán Vidal. Los primeros profesores fueron: Margarita Rojas, Maria Contreras, Adriana Lillo, Maria y Dionicio Barrales, Ariela y José Cerna.

La escuela comenzó ofreciendo 4 niveles de Español en el local del Prince Rupert Elementary School. Una vez que la escuela necesitó más salas de clases, se mudo a McDougall Elementary and Junior High, y luego al local de Sacred Heart School. Ahora la escuela funciona en Braemar School, un moderno y acogedor local, que se arrienda a Edmonton Public School Board.

En el año 1987 el 90% de los alumnos habían nacido fuera de Canadá. En la actualidad, sólo el 10% de los alumnos ha nacido fuera del país.

En el año 1987 el 95% de los alumnos eran hijos de chilenos. En la actualidad solo el 10% de los alumnos son hijos o nietos de chilenos, siendo el resto hijos de padres provenientes de 16 países distintos. El 30% de nuestros alumnos provienen de hogares en que ambos padres o uno de los padres no habla español.

En el año 1987 el 100% de los profesores eran chilenos. Ahora el cuerpo docente esta compuestos por profesionales provenientes de distintos países de Latinoamérica y sólo un 20% son chilenos.

Cuando la escuela recién comenzó recibía aportes financieros del gobierno federal y provincial, luego se agregaría un pequeño aporte de la Municipalidad Edmonton. Sin embargo, todos estos aportes se fueron perdiendo producto de las políticas de recorte fiscal de los gobiernos federal, provincial y municipal. Desde 1994 la escuela se mantiene gracias al esfuerzo y aporte de cada uno de sus miembros y la generosidad de la comunidad latina y canadiense.

NUESTROS OBJETIVOS:

  • Preservar y promover el idioma español
  • Preservar y promover las culturas de Latinoamérica

“Donde haya un árbol que plantar, plántalo tú. Donde haya un error que enmendar, enmiéndalo tú. Donde haya un esfuerzo que todos esquivan, hazlo tú.

Sé tú el que aparta la piedra del camino.”

-Gabriela Mistral